Compra en línea


¡Lo + hot! de la Redacción Prudence


Blog Prudence

Pasión lubricada, que resbale todo
Tener relaciones sexuales debe ser algo placentero tanto para ella, como para él, sin embargo, las mujeres no siempre producen suficiente lubricación, por lo que es necesario utilizar un lubricantepara una penetración sin dolor. Nada de que sí no hay dolor no hay placer. Actualmente, existen varios tipos de lubricantes en el mercado, por lo que tienes oportunidad de elegir el que mejor te convenga dependiendo tus necesidades. Lo que sí es que debes evitar aceite para bebé, de cocina o para transmisiones automáticas. Lubricantes a base de silicón Son los más poderosos a la hora de lubricar, son ideales para el sexo bajo el agua, se recomienda no ser utilizados con juguetes sexuales del mismo material, ya que la consecuencia podría ser irritar el área vaginal. Lubricantes a base de aceite No son recomendables, manchan la ropa y todo lo que tocan, para lavarlos debes utilizar jabón, pueden romper los preservativos de látex, además de que pueden alterar el pH del área vaginal. Además no quieres llegar con una mancha en el pantalón cuando regreses a tu casa. Lubricantes a base de agua Son los más recomendables, debido a que no manchan y se lavan con tan solo utilizar agua, son bastante seguros si se usan con condón. No deben usarse en el agua, ya que se diluyen. Los puedes encontrar en varias presentaciones como son cremas, gel, líquido y supositorios, también los hay con olores y sabores, unos que se calientan y hasta dilatadores cuando son para sexo anal. E insistimos, nunca intentes usar un lubricante casero como son la vaselina, cremas hidratantes y demás locuras que se te puedan ocurrir, ya que puedes provocar irritaciones o infecciones en genitales, inviértele un poco, no seas codo, hay para todos los presupuestos.
>> Leer más